Gino Boschini

Concurso Fotografiar Para Actuar

Para el mes de setiembre 2022 participé en el concurso Fotografiar Para Actuar en la modalidad amateur. El evento tenía como temática acciones para afrontar el cambio climático, demostrando que existe la esperanza a partir de un cambio generado a todo nivel  en la sociedad de América Latina y el Caribe.

Este concurso fue convocado por LatinClima, la Cooperación Española, EUROCLIMA+, el Centro Científico Tropical (CCT) y Salud sin Daño: el fin era involucrar a la ciudadanía de América Latina y el Caribe para sensibilizar y buscar soluciones frente al cambio climático.

Este certamen se enmarcó en la iniciativa Conocer para Actuar: ¿cómo enfrentamos el cambio climático? desarrollada a lo largo del mes de octubre por diferentes organizaciones de la región, por motivo del Día Mundial contra el Cambio Climático (24 de octubre).

Cada persona podrá participar únicamente en una de las dos categorías y solo con una pieza alusiva a la temática que se solicita.

Una vez publicadas las fotografías participantes, la gente podía votar por la que escogiera como su favorita. En esta oportunidad mi fotografía “Después de la fiesta” contó con el favor del público y resulté ganador del concurso.

Descripción de la foto:

“Después de la fiesta”.
Gino Boschini.
2022

En esta fotografía vemos un par de globos en un caño ubicado en el costado este de la Plaza de las Garantías Sociales en San José. Esos globos parecen haber decorado una fiesta o tal vez alguna tienda. Se acabó el evento y los responsables, simplemente los desecharon de manera descuidada y fueron a parar a este caño en el centro de San José. Seguramente se reventaron o se desinflaron y a través del torrente de la cañería eventualmente habrán llegado a algún río o tal vez al mar. El látex y los otros componentes usados en los globos dura aproximadamente seis meses en descomponerse, el tiempo suficiente para que animales marinos y terrestres los confundan con alimento y mueran. Consideremos el impacto contaminante de los globos a lo largo y ancho de nuestro planeta para poder dimensionar la gravedad de esta situación.

No podemos evitar la fabricación de globos y muchísimo menos se trata de impedir el uso de objetos en decoración, porque estas actividades representan trabajo e ingresos económicos para muchas familias. Considero que el cambio vendrá a la hora de desechar los globos, una vez que hayan concluidosu vida útil.  Podemos emepezar por no tirarlos a la calle y enseñar a los niños que después de jugar con el globo, no hay que dejarlo en cualquier parte. Es un pequeño comienzo, que a la larga podría incidir positivamente en ciudades más limpias, llevándonos a ser más amigables con la naturaleza y el clima.

Nuevamente agradezco a las organizaciones coordinadoras y a las personas que votaron por mi foto, por esta oportunidad de permitirme colaborar con la sensibilización hacia la problemática de nuestra relación de responsabilidad con el cambio climático.

©GinoBoschini2023