Gino Boschini

Resumen de las actividades del mes de agosto 2023

Agosto fue un mes movido. Hubo mucha actividad cultural y artística.

Voy a compartirles un pequeño resumen un poco atrasado porque si hay algo que no me ha sobrado en estas últimas semanas ha sido el tiempo.

Empiezo el mes de agosto terminando un libro.

Esta es la copia de “On the Road” que me acompañó durante varios meses.

Empezando apenas el mes concluí mi lectura de una excelente novela que disfruté muchísimo: “On the road” de Jack Kerouac. Esto no tiene mucho que ver con todo lo demás pero quería contarles y recomendarles esta producción literaria que se considera la obra definitiva de la generación beat: cuenta sobre la vida bohemia y desordenada de un grupo de personas que entre 1947 y 1950 viajan constantemente a lo largo de Estados Unidos e incluso llegan a México. En la narración se alude a muchas manifestaciones culturales, entre estas hay diversos géneros músicales que enmarcan los eventos del relato. Yo disfruté mucho ese detalle porque conforme iba leyendo buscaba la música en línea y eso enriquecía la lectura, por ejemplo, cuando los dos personajes principales viajan a México el mambo era el soundtrack de su frenética fiesta.

Salida a hacer urban sketch en San José centro

Listos para empezar a bocetear.

El jueves 3 de agosto me fui con Doreen Bákit a hacer urban sketch en la Plaza de la Cultura: mucho sol, gente variopinta, demasiadas palomas, ruido y caos urbano.

Un detalle del modelo de ese día.
El boceto de Doreen.
Mi boceto en lapicero azul.

En la tarde noche, no podíamos dejar de pasar a saludar a nustra amiga Luisa Valerín, compañera de Pintal quien inauguraba su exposición individual “Gestos e Historias” en la Escuela Casa del Artista.

Una velada feliz y especial, compartiendo con nuestra querida amiga Luisa Valerín. En la foto de abajo con nuestras colegas: Mónica Pérez, Doreen Bákit, Marta Yglesias y Alicia Aguilar.

Participación en expos virtuales

En julio envié las fotos para dos exposiciones virtuales que se publicaron en agosto.

El 9 de agosto el grupo panameño Arte Drusiliano presentó su exposición que conmemora el Día Internacional de los Pueblos Indígenas. Yo participé con mi obra “Talamanca” en la cual hago un homenaje al rey indígena Pablo Presbere.

“Talamanca”
©GinoBoschini2023
Técnica mixta
21 x 14.5 cm
2023
El afiche de la exposición y mi certificado de participación.

Días después presenté “El beso de Salomé” para la exposición “Besos” del grupo argentino Salieris de van Gogh El mito que se genera a partir del personaje de Salomé siempre me ha gustado mucho. Es fascinante esa trama tan oscura, en la que el sexo, la religión y la política se funden en una historia tan violenta como bizarra.

“El beso de Salomé”
©GinoBoschini2023
Técnica mixta
20 x 28 cm
2023
Invitación para la exposición virtual de “Besos”

Inauguración La Noche y obra vendida

El viernes 11 asistí a la inauguración de la exposición La Noche del colectivo MerchArt en el Centro de Estudios Brasileños y felizmente ahí mismo vendí mi obra “3:00 a.m.”. Gracias al nuevo dueño de esta obra que retrata las caras de las criaturas de las noches de la ciudad, los noctámbulos de verdad, de los que hacen las noches tan eternas como intensas. Gracias también a Irene Antillón por su gestión de conseguir espacios expositivos. Pueden ver más fotos del evento en mi cuenta de Instagram: https://www.instagram.com/p/CwSoqBRu9mH/?utm_source=ig_web_copy_link&igshid=MzRlODBiNWFlZA==

Invitación al FEA 16/8

La profesora Flory Castro de la Escuela Pacífica Fernández Oreamuno nos invitó a varios artistas de distintas disciplinas a servir de jurado para el certamen de artes visuales de la inauguración de la Etapa Circuital del Festival Estudiantil de las Artes 2023, el día 16 de agosto.

El jurado y otros invitados junto a la profesora MEd. Flory Castro, Facilitadora Curricular de Español: De izquierda a derecha: Marìa del Mar Piedra Arias, profesora de música; Stanley Lara Castro, invitado especial y profesor de música en el MEP. Luego el jurado Anthony Chavarría, arquitecto; Dennis Salas, diseñador gráfico y artista visual; Silvia Aguilar, artista visual; un servidor y Kattia Granados, artista visual. Cerrando la fila, nuestra anfitriona Floy Castro.
Un día realizando una agradable labor en pro del arte y la cultura
Bonitos detalles para el jurado
¡Muchas gracias Flory Castro!

Clausura expo Patrimonio Ferroviario

Llego el día de la clausura de la exposición “Patrimonio Ferroviario Estaciones.Puentes.Trenes” de Pintal, pintores al aire libre de Costa Rica. El evento se fusionó con la presentación del libro “Historias de Ferrocarrileros Costarricenses” de la EUNED  compilado por don Álvaro Gutiérrez Rojas y editado por el escritor Daniel Garro Sánchez. Contamos con la participación de Carlos Luis Fallas Pastor, historiador del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural de Costa Rica. El acto fue conducido por Carolina Arias, comunicadora de la EUNED.

En el orden usual Carlos Luis Fallas Pastor, luego yo; después Álvaro Gutiérrez Rojas y Daniel Garro Sánchez.
Con mi obra “Matilda”

Estuvieron presentes los señores ferrocarrileros que compartieron sus historias en este libro. En la foto nos acompaña don Gio Castaldini de AMIGOS DEL TREN A OROTINA y don Roy Fonseca, administrador de la página Ferrocarrileros de Costa Rica.En ambas fotos está presente doña Elizabeth Briceño Jiménez quien también fue Presidente Ejecutiva del INCOFER.

Hermosa foto cortesía de Doreen Bákit.

Clases Lil Mena

En la tarde del mismo día de la clausura de la exposición “Patrimonio ferroviario” tuve mi primera lección de encuadernación con Lil Mena Una experiencia lindísima y enriquecedora. Muy agradecido con Lil Mena, Xinia Matamoros y Doreen Bákit por compartirme su conocimiento en esta técnica.

¡Me costó, pero me encanta cómo quedó!
Aún no he tenido chance de practicar lo aprendido. Espero recordar todos los pasos y los muchos detalles de esta técnica de encuadernación.
Gratísima la compañía de estas talentosas artistas: Xinia Matamoros y Lil Mena.

Certamen Universal Brush Society de Master Brush Awards

La polifácetica artista Patrizia Gallo lanzó este año una nueva iniciativa cultural de alcances internacionales: Universal Brush Society y lo hizo por todo lo grande con un certamen virtual de artes visuales con la participación de 53 países y más de 300 obras. Tuve el honor de colaborar como juez junto a varios destacados e importantes artistas de distintos países. Gracias a Patrizia y su esposo Alberto París por invitarme a participar de este proyecto.

Este es mi afiche de presentación con fotografía del maestro Rodrigo Quesada. Abajo los certificados de participación como jurado, el de arriba emitido por Universal Brush Society y el de abajo de CIA (Consell Internacional de les Arts), UNOTA (United Nations Arts & Sciences) UNESCO (United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization)

Barrio México

El nuevo proyecto de Pintal arrancó a fines de julio y en agosto nos dimos a la tarea de producir nuestras obras para la exposición “Barrio México 100” que presentaremos en el Centro Multicultural Botica Solera, muestra que se enmarca en las actividades del Centenario de Fundación de Barrio México.

Afiche de la exposición con la obra de Patrizia Gallo.
Lista de participantes en “Barrio México 100”

Monotipia 1/9

El profesor Francisco Calderón de la ECA nos dio un excelente taller de monotipia y quedé encantado con la técnica, pues encierra un cierto grado de sorpresa, que lo hace interesantísimo. En realidad este taller lo recibimos mis compañeros del curso de pintura y yo, el primero de setiembre, pero yo lo cuento como parte de las actividades de agosto.

Esta es una técnica de “regueros y embarrijos”, pero los resultados bien valen esa pequeña incomodidad.

Proyecto personal al final

Pero “la cereza del pastel” vino a darse en la última semana de agosto, pues empecé con un proyecto personal del cual les contaré en su debido momento.

©GinoBoschini2023

Del paisaje a la foto, de la foto a la pintura, de la pintura al alma.

Hace algunos años, mi hija Ana me envió por Whatsapp una bellísima foto de la vieja estación de trenes de Balsa con la intención de que algún día yo hiciera una pintura basándome en esa foto. Siempre he admirado el gran talento de Ana para tomar fotografías: siempre me transmiten emociones, me generan muchas reacciones y dan pie a muchas lecturas. Sus fotos aportan buen material para otras reinterpretaciones en distintas áreas de las artes visuales, especialmente las que tienen una atmósfera evocativa muy marcada. Esta foto en particular, me pareció muy atractiva no sólo por el ángulo tan dramático con que capturó el viejo edificio de la estación, o por los colores terrosos y secos del verano en las zonas más calientes del país, además la luz que parecía indicar la proximidad del atardecer le aportaba un aura de irrealidad y tal vez de soledad, que inmediatamente me remitió al pasaje final de la novela Marcos Ramírez que publicó Carlos Luis Fallas en 1952.

 

Carlos Luis Fallas con un inserto de la undécima edición en español de su novela Marcos Ramírez, con fecha abril 1978 publicada por Librería, Imprenta y Litografía Lehmann. La foto de Carlos Luis Fallas es de https://elespiritudel48.org/carlos-luis-fallas-sibaja/

En ese momento de la novela, Marcos pasa unas horas de terror y miedo, durante una solitaria noche de tormenta en la pequeña estación de Santo Domingo. La primera vez que leí esta parte de la novela fue en un libro de texto en la escuela primaria. Quedé fascinado con esa espeluznante narración que iba in crescendo, hasta que Marcos logra armarse de valor y vence sus temores atávicos, sembrados en él por la ignorancia y la religión de los adultos que lo rodeaban. Al sentirse liberado y empoderado Marcos deja de ser un niño y empieza su ruta para convertirse en un hombre. Es una narración hermosa y fuerte dentro de su aparente inocencia.

Cuando vi la foto que me cedió Ana, me imaginé que así debía ser la estación donde Marcos Ramírez tuvo su momento de decisión, de ruptura con las ataduras y la dependencia de la niñez. Amé esa foto, pero en el momento no sentí esa chispa que me llevara a iniciar la pintura. Pasó el tiempo y lo más que hacía eran bocetos en distintas técnicas, pero algo me decía que no era el momento.

Estos son los bocetos que aún conservo.

Ese momento llegó varios meses atrás, cuando Doreen Bákit, directora de Pintal, nos habló de un futuro proyecto que rescataba la importancia del patrimonio ferroviario de Costa Rica. Se trabajarían trenes, puentes y estaciones. Los trenes me gustan mucho, pero no para pintarlos o dibujarlos (no me atrae pintar máquinas o vehículos). Los puentes ferroviarios son interesantísimos, especialmente si están viejos, deteriorados y oxidados. Pero lo que inmediatamente me movió el deseo de pintar fueron las estaciones. Era el momento de trabajar con la foto de la estación de Balsa.

Para mi las estaciones de tren guardan en sí una cierta nostalgia o melancolía que las vuelve espacios indefinidos, liminales donde puedo estar despidiendo o recibiendo, llegando o partiendo, de paso o en sentido permanente. Puede que esta percepción que tengo de las estaciones de tren esté permeada por el cine y la literatura y siento que los muelles, puertos y atracaderos también comparten esa magia, ese aura de estado intermedio casi surrealista. Curiosamente no experimento esa sensación con los aeropuertos: se me hacen fríos, carentes de ese romanticismo que me proyectan las estaciones de tren y los puertos.

Cuando por fin empecé con mi pintura de la estación de Balsa, asumí la obra como un proceso personal, nunca sobredimensioné la realidad de que habría curaduría para la exposición. Lo que movía era proyectar en la obra la resequedad de los últimos días del verano, darme gusto retratando el paso del tiempo en el edificio y por supuesto disfruté imaginando los intensos momentos de esa especie de eclosión que pasó Marcos Ramírez en la estación de Santo Domingo.

Iniciando el trabajo de esta obra.

En la foto originalmente hay más vegetación, tanto en el primer plano, como en el plano del fondo, pero yo preferí reducir al máximo ese elemento para darle todo el protagonismo al edificio. Por eso le eliminé las hojas al árbol en las pocas ramas que presento y los árboles del fondo son apenas insinuados y difusos, para reforzar en la obra esa idea de la transición. Una transición que a veces se vive en soledad y a veces puede doler, pero una transición es un cambio y los cambios son parte de la vida. Vamos y venimos como cuando transitamos por una estación de tren.

 

©GinoBoschini2023